miércoles, 12 de junio de 2013

Aclaraciones sobre Propuesta de alcaldía


En el día de ayer, esta asociación explicó a los vecinos afectados por el tan ansiado suministro eléctrico, la siguiente tropelía a la que os quiere someter nuestro Ayuntamiento.
Situémonos en los hechos:

El presidente de esta asociación se reunión con el Sr. Alcalde el pasado 31/01/2013, donde por primera vez se nos insinúa la posibilidad de hacer pagar por el suministro eléctrico consumido a través de una resolución de alcaldía y con carácter inmediato. Ante esta propuesta, le manifestamos nuestro desacuerdo y pusimos hechos precedentes de cuando el anterior equipo de gobierno nos quiso hacer lo mismo en marzo del 2010, exigiéndole una solución definitiva a este problema.
No obstante, se comprometió con nosotros a, una vez tuviera redactada dicha resolución de alcaldía, hacérnosla llegar a la asociación y trasladarla directamente a los vecinos. Ante el silencio del ayuntamiento desde entonces, el día 12/02/2013 intercambiamos mensajes para interesarnos sobre la propuesta. En dichos mensajes el alcalde nos comunicaba que no tenían las “bendiciones jurídicas y técnicas”. Desde esta fecha, no hemos vuelto a tener noticias de este asunto hasta el lunes pasado, cuando nos enteramos que la resolución estaba redactada y sería aprobada en pleno extraordinario que se celebra en el día de hoy.

Los datos de la resolución.
Después de la reunión vecinal de la tarde de ayer, donde no faltó el encargado de obras del ayuntamiento, como vecino afectado y como oído del alcalde, el PP de Burguillos, desde su blog, nos acusa de mentir sobre el precio del kWh respecto a lo que le cobra ENDESA al ayuntamiento, faltando a la verdad, pues en la reunión de ayer, en ningún momento se hizo referencia a lo que ENDESA le cobra al ayuntamiento, pues esta información no está en nuestro poder.

Lo que sí denunciamos, es que mientras que el ayuntamiento propone cobrar a 0,20 euros el kWh, recibiendo la misma luz de poca calidad y sin seguridad (los cables seguirán por las fachadas de las viviendas) ni garantías (seguiremos con cortes de luz, bajadas o subidas de potencia, etc), los vecinos que tienen luz de ENDESA, pagan 0,15 euros el kwh.

Según lo que pretende aprobar el ayuntamiento, los vecinos nos veríamos obligados a pagar:
-          Fianza por suministro: 100 €
-          Cuota fija mensual: 10 €
-          Precio kWh: 0,20 €
-          IVA (21%, de momento)
-          Contador e instalación: precio desconocido.

Cualquier familia media, con 2 adultos y dos niños, consume mensualmente unos 450 kWh, dependiente evidentemente, de la fecha del año. El ayuntamiento tiene estimado que el consumo mensual de una familia en Burguillos es de 400 kWh. Según este consumo, el propio ayuntamiento comunica que el importe a pagar ascendería a 108,90 €, un coste superior a lo que paga un vecino con luz de endesa, según se puede observar en las siguientes tablas:

 
Como propuesta para solucionar el problema y poder iniciar las obras, el ayuntamiento propondrá en el pleno de hoy lo siguiente:

Primero: Aprobar la venta de todo el patrimonio municipal que reste de los embargos provenientes de los juzgados.

Segundo: Invertir el importe de las ventas del patrimonio municipal en ejecutar las obras necesarias para que las instalaciones eléctricas del PP-NO-R2 y las calles Gloria Fuertes y Félix Rodríguez de la Fuente sean aceptadas por ENDESA y puedan firmarse los correspondientes contratos de suministro.

Si observamos, en el punto primero, hace referencia a la venta de patrimonio que reste de los embargos, lo cual nos causa preocupación, ya que el propio alcalde siempre ha afirmado que Burguillos se quedará sin patrimonio debido a las deudas. Además, no se establece una fecha concreta de la venta ni cuál sería su importe.
Desde la AAVV, exigimos, por tanto:

1.       La paralización inmediata de la resolución de alcaldía por la que pretenden cobrarnos por una luz de mala calidad.

2.       La terminación inmediata de todas las obras para la correcta electrificación de las viviendas.

3.       Se deje de criminalizar al conjunto de vecinos por el comportamiento de una minoría respecto a los consumos.